sábado, 25 de abril de 2009

El valor sentimental por las cosas



Darle valor sentimental a nuestras pertenencias es para algunos hasta cierto punto absurdo o loco. Creo que estoy del lado de los locos. Cuando vendí mi primera guitarra eléctrica para comprar la que actualmente tengo sentí algo raro, difícil de explicar pero algo me pasó, mismo sentimiento que afloró cuando me robaron mi celular. Creo que no me "dolió" el costo en sí del teléfono sino lo que contenía: mis contactos, música, fotos, etc.

Mi hermano cuida mucho su carro, lo lava, limpia y todo con mucho esmero. Su novia le dice que está colgado de su Hondita al que le ha puesto como nombre "Angelito". Mi papá le dice: "no olvides que solo es un medio de transporte, el carro es muy importante pero lo es más es el piloto". Se la pasa viendo fotos de Hondas en internet y me dice sabías que hay uno que tiene el timón del lado derecho y sabías que hay uno que trae tacómetro y así sigue la lista de los sabías que...

Sentir cariño por una mascota es algo normal ¿pero lo será con las cosas?

Hace un rato mi jefe me contaba que él de joven tuvo un Volkswagen Escarabajo, lo tenía bien cuidado, con sistema de sonido de ocho bocinas y muchas otras utilidades y accesorios. Cuando lo vendió dice que se puso triste y al mes quizo recuperarlo incluso pagando más de lo que le habían dado pero el dueño le respondió que ya se había encariñado con el carrito.

Para mi hermana su violín es un tesoro preciado, si ustedes pudieran ver como lo cuida, sabrían a qué me refiero. Dejó de ser un instrumento musical para convertirse en algo sentimentalmente mayor (lo mismo me pasa con mi guitarra).

¿Te has puesto a pensar si estás encariñado con algo? tu teléfono, tu computadora, que tal si digo "tu Mac" -seguro algunos lectores suspiraron-.

En este post no trata de transmitir una mentalidad consumista y reflejar apego a ciertas cosas al grado de decir "sin esto no puedo vivir". Sino intenta llevar al plano emocional del ser humano y pensar por un instante, en que estamos repleto de sentimientos. Quizá un comportamiento de corte infantil pero es agradable saber que le hemos dado un valor sentimental por encima del económico a algo.

5 comentarios:

Silvia dijo...

Hola!
Muy interesante el post!
Yo soy bien apegada a ciertas cosas, y no por el valor material, sino por lo que significan. Por ejemplo, un amigo me regaló una bombonera hace años, y la uso en la oficina. Cuando alguien la usa le digo que la cuide mucho, y me contestan que es solo una bombonera, que si se quiebra, me comprarán otra, pero les digo que no será la misma bombonera que me regalaron jeje. Yo sé que es solo un envase de vidrio, pero de cierta manera representa la amistad que hay con quien me la regaló... bueno, así lo veo yo jeje. Y así podría mencionar muchas "cosas" que tienen un significado especial para mi y no precisamente por su costo o valor material.
Saludos

シbilly dijo...

bueno yo tampoco soy nada materialista,pero talves el valor que le da a las cosas , son los recuerdos que te traen y no las cosas en si

Todd Morales dijo...

Cuando dijiste "Tu Mac" estuviste en lo correcto xD

Es que es taaan cómodo usarla.. el Windows parece un rompecabezas cuando se pone a la par de la Mac..

karina dijo...

ok.....................

Anónimo dijo...

A mi me pasa con algún cuaderno de la prepa o mi celular que me robaron... igual el valor sentimental esta por encima de lo económico

Publicar un comentario en la entrada