martes, 14 de octubre de 2008

La foto en blanco


Un 17 de junio en el colegio celebraban el día del padre, todos los niños debían llevar la fotografía de su papá para hacer un lindo marco con paletas de madera. Tenía sus paletas, cola blanca y marcadores de colores para hacer el mejor diseño para su padre.

Todos los niños platicaban entre sí y decían: "¡ala vos como te pareces a tu papá!", "tu papá tiene más bigote que el mio", "¿quién tiene más canas, tu papá o el mio"?.

Él no estaba en la conversación, los demás niños extrañados que no participara le preguntaron: "queremos ver la foto de tu papá". De inmediato la mostró y los niños se burlaron de él "ajajaja tu papá es el hombre invisible, en esa foto no hay nadie"

¡Nunca tuve un papá! hasta que lo conocí a él, contestó. No lo puedo tocar, ni ver pero si siento cuando habla a mi corazón y me abraza.

Quizás tu caso sea similar, posiblemente por circunstancias de la vida no creciste con una figura paterna a tu lado. Solo recuerda que tienes un padre que te ama con amor eterno y su hogar es celestial, su nombre es Jesucristo.

Salmos 27.10
Aunque mi madre y mi padre me abandonaran con todo Jehová me recogera.

Mateo 28.20
He aquí yo estoy con ustedes todos los dias hasta el fin del mundo
(Jesús).

2 comentarios:

Silvia dijo...

Hola
Me gustó esta reflexión.
Yo siempre he pensado que lo ideal es crecer con mamá y papá, pero si por cualquier motivo no está alguno o ninguno de lo dos, pues siempre dar a conocer que existe un Padre Bueno que no nos abandona.
Saludos

IronMan (a.k.a. Neto) dijo...

Yo crecí sin mi papá. Y durante los últimos años Dios se ha mostrado como papá para mí... en maneras muy prácticas, muy reales. Y aprendo acerca de su paternidad constantemente.

Publicar un comentario en la entrada